Reflexión sobre el currículo en la organización educativa

 

 

Reflexión sobre concepto de currículum en la organización educativa

Es necesario abordar la concepción de currículum desde una mirada amplia, que no se limite a identificarlo sólo como el conjunto de objetivos, planes y programas que se desarrollan en el ámbito educativo para lograr los objetivos de enseñanza-aprendizaje de la organización en cuestión. Si no que vaya más allá, por tanto, es importante acercarse a una concepción integral que abarque las distintas fuentes que le dan vida. Las fuentes del currículum se entienden como un conjunto de fundamentos, “que constituyen posiciones de índole sociocultural, epistemológica-profesional y psicopedagógica, a través de las cuales se pretende derivar principios que orienten tanto el diseño curricular como su desarrollo y evaluación” (Casarini, M., 1997 p. 38). De esta manera, se podrán responder algunas de las preguntas claves que toda educación presenta: ¿Por qué y para qué enseñar-aprender? ¿Qué enseñar-aprender? ¿Cómo enseñar-aprender?

Retomando lo que expresa Casarini, M. (1997), dichas fuentes sitúan distintas posturas frente a los aspectos básicos de la realidad educativa: la sociedad y la cultura (fuente sociocultural); la enseñanza y el aprendizaje (fuente psicopedagógica); y el conocimiento, la especialización y el trabajo (fuente epistemológica-profesional).

Desde una construcción personal, se plantea el abordaje de la concepción de currículum como la “síntesis de los diferentes elementos que conforman el acto educativo en sentido amplio, integrado tanto por los objetivos y fines que persigue, los planes y programas desarrollados, los contenidos y cultura compartidos, los actores que intervienen con sus respectivas interrelaciones, la estrategias pedagógicas, y los sistemas de evaluación; así como los componentes simbólicos desde las representaciones que se tienen del mundo y la postura política de la cual se parte; enmarcada en un contexto social, histórico y dinámico”.

Existen distintas aproximaciones para entender el currículum, hay quienes lo identifican con el contenido disciplinar el cual se ha de enseñar y aprender; otros lo circunscriben a la planeación educativa, desde la intención donde se integran los objetivos y estrategias en el proceso de enseñanza-aprendizaje; y otros lo refieren a una realidad más bien interactiva, que no se queda en la representación racional, sino más bien se asume como una acción práctica comunicativa entre sujetos. (Angulo, R.J, 1994).

Además, se ve necesario situar el uso y el contexto del cual se parte, ya que, como Aristizábal, M. (2005) menciona, para algunos el currículum tiene una connotación de educar para la utilidad, la producción y para el empleo. Es decir, que se desprende de una Pedagogía Pragmática basada en una visión técnica, instrumentalista. Sin embargo, también hay aproximaciones que toman en cuenta la dimensión político académica, con sustento en la Pedagogía Crítica, la cual surge desde un pensamiento político en Latinoamérica en los años 70’s y 80’s. En esta época, se da el florecimiento de la Educación Popular lo cual influye para que se dé un enfoque crítico frente a las condiciones de ese momento. Es así que, el currículo en muchas ocasiones responde a factores sociales de la situación política y económica, pero a su vez, también es adaptado por las condiciones que se dan en la sociedad.

Por otro lado, vale la pena diferenciar entre los tipos de currículum, ya que se establecen tres diferentes a saber, el prescrito, el real y el oculto. El prescrito o prescriptivo tiene que ver con los contenidos y objetivos establecidos desde las autoridades o la normativa vigente en cada caso, se plantea lo que en el ideal se tendría que enseñar y aprender. El currículum real es la puesta en práctica de lo formal, es el que se ejerce y opera como tal. Por último, el oculto es el que se enseña y aprende aunque no esté previsto o explícito, se relaciona con actitudes, presupuestos y lo simbólico.

Bajo la mirada de los distintos tipos de currículum, se presenta el cuestionamiento sobre cómo se desarrolla y cuál es la experiencia del currículum en una organización educativa concreta. Hablaremos del Centro Educativo Oblatos, el cual es una asociación civil de Educación Popular, dedicada a promover proyectos socioeducativos como alternativas ante las situaciones del contexto que presenta la zona Oblatos, ubicada al noreste de la ciudad de Guadalajara.

 

El ideal formativo que se espera en esta organización, se expresa como “el desarrollo de actividades educativas-formativas que aporten en la perspectiva de la educación participativa y transformadora, que fomenten la armonía entre las personas promoviendo el sentido de justicia, la búsqueda de la paz y la responsabilidad para cuidar del ambiente, siempre en diálogo con los diversos actores de la comunidad”. (Documento interno ‘Misión institucional’, 2011).

 

Este ideal se traduce en la práctica concreta al desarrollar espacios formativos para la comunidad en los que se sientan identificados, que contribuyan a su crecimiento personal, familiar, y ulteriormente, tenga un impacto comunitario. En otros términos, se pretende lograr que las personas reconozcan y desarrollen sus capacidades para ponerlas en práctica, a beneficio de ellas mismas y de su relación con los demás.

Sobre la cosmovisión que subyace en el currículum de la organización, se puede señalar que se tiene una mirada en donde la participación organizada de sujetos autónomos, críticos, conscientes, libres y corresponsables, es la que detone cambios para la transformación de la realidad.

Esto se espera hacerlo posible, a través del trabajo personal de desarrollo humano, en un ambiente colectivo, de esta manera se derivarán cambios o transformaciones en la sociedad. En la práctica, se pretende recrear a la persona y sus relaciones para reconstruir así el tejido social.

En relación a la orientación subyacente en el currículum en términos de los intereses fundamentales y enfoques, se manifiesta que el ideal a lograr es la concientización de sujetos, a la vez que el empoderamiento como proceso fundamental, partiendo del análisis complejo de la realidad para una acción fundamentada, intencionando el eje fundamental de justicia-paz-cuidado ambiental, así como la colectividad, como medio y forma. En lo real, se traduce en la participación activa de la comunidad en las actividades programadas, y recrear las estrategias desde el diálogo con los participantes, buscando el involucramiento de su parte en la organización.

Sin embargo, este deseo del currículum prescrito cuenta con varias tensiones para ser vivido y desarrollado como currículum formativo en la organización, entre ellas se indica las siguientes:

  • Acompañar tanto procesos personales como colectivos de manera que realmente se pueda incidir en las situaciones conflictivas amplias y complejas de la realidad del contexto.
  • Lograr incidir en la población más desfavorecida, particularmente de menores recursos, haciendo accesible la oferta educativa, en términos de inclusión y equidad.
  • Entablar un diálogo colaborativo tal, con los actores de la comunidad, que cree sinergia.
  • Incluir la visión y voz de los participantes, no sólo en la organización de actividades, sino en toda la gestión y operación del centro comunitario en su conjunto.
  • Partir de la dinámica misma de participación, la cual no siempre es constante y comprometida como se esperaría.
  • Empatar las visiones del Centro y de la comunidad, de manera que el conocimiento del contexto sea apropiado para desarrollar una intervención socio educativa relevante y pertinente.

 

A modo de conclusión se puede afirmar que, tomando en cuenta la concepción de currículo que se mencionaba en un inicio, en el Centro Educativo Oblatos se considera la vivencia de éste desde la interacción de los diferentes elementos, es decir, reconociendo los objetivos y fines que persigue el tipo de educación compartida, contemplando a su vez las interrelaciones entre los actores, así como el contexto en el que el proceso educativo se desarrolla.

Además, es notorio que se concibe una relación dialéctica entre las situaciones del contexto y los contenidos del currículum, dado que se busca operar desde la metodología de la propuesta pedagógica de la Educación Popular.

En conjunto, se puede observar que existe una clara diferencia entre el currículum prescrito y el real, ya que los ideales formativos de la organización apuntan hacia un tipo de intervención educativa transformadora, con un impacto comunitario, que incida en las problemáticas de la realidad, en tanto que la práctica educativa que se lleva a cabo dista en lograr dichos propósitos, pues es limitada tanto en el alcance como en la forma. Sin embargo, se valora que tiene la mirada puesta hacia aquello que se desea.

Por todo esto, se reconoce la gestión curricular como un proceso inacabado, el cual se va reformulando desde la práctica educativa, buscando una mayor coherencia entre aquello que se pretende alcanzar y lo posible cotidiano, identificando una sana distancia que ayude a caminar hacia el horizonte de utopía, al cual nunca se llega, pero orienta el rumbo hacia el cual dirigir los pasos, marcando el ritmo y la forma de hacer vida el andar.

 

Referencias

 

Ángulo, R.J. (1994). ¿A que llamamos currículum? en Ángulo R.J. y Blanco, Nieves (coords.). “Teoría y Desarrollo del Currículum”. Málaga: Aljibe, pp.77-29.

Aristizábal, M., et al. “Aproximación crítica al concepto de currículo”. En: Revista Electrónica de la Red de Investigación Educativa [ieRed]. Vol. 1, No.2 (Enero-Junio de 2005).

Casarini, R. M. (1997). «Fuentes del currículum» en Teoría y diseño curricular. Ed. Trillas, México. Págs: 37-75.

 

MARICRUZ TRIGUEROS MANZO    

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El Currículo Formativo

Currículo Formativo

Gabriela Ríos Oviedo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Gestión Escolar y el Currículo

Entreg. 2 Ensayo 02

Gabriela Ríos Oviedo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ensayo

Currículo formativo en la organización

Gestión Curricular

María Concepción García Rábago

Querétaro, Qro., 7 de Noviembre de 2014.

 

Gestión Escolar y el Currículo

Cuando se habla de la Gestión escolar, hay tres aspectos muy importantes a tomar en cuenta para conseguir los fines que pretende un centro educativo, los cuales son las políticas educativas, el currículo y los planes y programas. Es por ello que en este trabajo se pretende dar un bosquejo de éstas, analizar cada una y concluir lo que pretenden, además de encontrar una conclusión para tomar en cuenta en las escuelas.

 

Los Gobiernos de los países han enfocado sus políticas a la mejora de la calidad de la educación y en esto México no se queda atrás, ya que a nivel internacional, nuestro país pretende ser competitivo y tener personas con las mismas oportunidades, que sean preparadas y que puedan enfrentarse a los retos de hoy con competencia, capaces de transformar la sociedad en beneficio de los demás.

 

Para conseguir lo anterior los centros educativos deben tomar en cuenta los currículos que rigen la educación en nuestro país, además de considerar los planes y programas que nos propone la Secretaria de Educación Pública para que podamos construir el Proyecto Educativo del Centro (PEC) que le dará identidad y el plus que cada escuela pretende de acuerdo a su misión para finalmente aterrizarlo a las aulas en donde verdaderamente se lleva a cabo el plan del profesor.

 

1.1 Currículo

 

El currículo, ha sido una herramienta esencial en varios contextos, pero principalmente en el educativo. Este es de suma importancia ya que permite planear adecuadamente todos los aspectos que implican o intervienen en el proceso de enseñanza-aprendizaje, con el fin de mejorar dicho proceso pues cada acción elegida y realizada en razón de que pueda ser justificada, por su coherencia con los principios de procedimiento (Picardo, 2004).

La importancia del currículum no sólo se basa en mostrar una posible respuesta de lo que uno quiere lograr en el ámbito educativo, sino que también ayuda a crear un ambiente libre, sencillo y sobre todo de apoyo para quienes lo llevan a cabo, es decir, es aplicable tanto para los maestros como para los alumnos, debido a que es una guía que apoya a tener una visión de las perspectivas a lograr.

 

El currículum cuenta con cuatro aspectos muy importantes, que servirán para ayudar a fortalecer el proceso de enseñanza aprendizaje; estos aspectos son: elaborar, instrumentar, aplicar y evaluar. (Picardo, 2004)

 

Por tal motivo el Currículum es importante para la práctica docente, porque ayuda a manejar su papel como guía de la enseñanza dentro o fuera de un salón de clases, para que así se pueda realizar un proceso bidireccional que permita al educando crecer de manera integral, es decir que cubra todos los aspectos de su desarrollo.

 

Por otra parte, el currículo, se refiere a las intenciones u objetivos que se pretenden alcanzar en la formación de estudiantes que son parte de un proyecto educativo determinado; para alcanzar dichos objetivos, se plantean, estructuran y organizan contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales, que son desarrollados desde diferentes metodologías que provoquen aprendizajes en los estudiantes, y cuya comprensión se verifique por medio de procesos de evaluación (Solís, 2014).

 

El currículo como tal, se evidencia desde tres niveles de concreción: El Estado, el centro educativo y el área curricular que se desarrolla en el aula (Solís, 2014).

Ahora, no podemos dejar de mencionar que el currículo logra identificar cuatro fuentes principales que influyen en todo proceso de diseño curricular.

  1. Fuente sociocultural: aquí se analizan las demandas sociales y culturales hacia la escuela, estos conforman el conjunto de conocimientos, valores, actitudes, procedimientos y destrezas que contribuyen a la socialización del alumno dentro de las pautas culturales de una comunidad. Lo anterior se debe ver reflejado en los contenidos curriculares de manera que estos sean:
  • Pertinentes: En relación con las necesidades y exigencias nacionales e internacionales.
  • Consecuentes: Articulados y equilibrados a partir de los progresos de la ciencia, exigencias del mundo de trabajo, la vida sociopolítica.
  • Adaptables: a los cambios del mundo futuro.
  1. Fuente Psicológica: ésta no está aislada de la fuente pedagógica, de hecho en muchos casos de habla de esta como una fuente psicopedagógica pues es inimaginable el currículum sin la presencia de la enseñanza y del aprendizaje.
  2. Fuente pedagógica: este integra dos aspectos principales: la enseñanza y la investigación de la enseñanza, esta ultima pretende recuperar la experiencia resultado de la práctica durante el desarrollo curricular. Estos dos aspectos (teórico y práctico) aportan conocimientos indispensables para la constitución y aplicación del currículum.
  3. Fuente epistemológica: esta enfrenta al diseñador a la toma de decisiones sobre los contenidos relacionados con un saber y un saber hacer específico.

El primero corresponde con la estructura interna de las disciplinas que sustentan el plan curricular de un nivel educativo determinado en una formación específica. El ‘saber hacer’ exige definir el conjunto de acciones y quehaceres específicos de un tipo particular de ocupación, lo que implica un conocimiento técnico y sus bases culturales (Casarini, 2010).

Por tanto, el papel que juega el currículo en las actividades escolares, es de relevancia ya que se plantea el para qué se aprende y para qué se enseña, qué se enseña y qué se aprende, cómo se enseña y cómo se aprende, y qué, quién, cómo y cuándo se evalúa eso que se enseña y se aprende, son preguntas claves para determinar la importancia del currículo en un país, en un centro escolar y en un aula de clase.

Con base en lo anterior, Ortiz (2003) propone 4 elementos del currículo que lo conforman y le dan la importancia que éste tiene y son: objetivos, contenidos, metodologías y evaluación.

  • Objetivos: Para qué enseñar. Son las intenciones que presiden un proyecto educativo determinado y el conjunto de metas y finalidades en que dichas intenciones se concretan. Definen lo que queremos conseguir, “el para qué” de la acción educativa. Hoy se tiende hablar de los objetivos del currículum no en términos de conductas, sino en términos de competencias y capacidades, esto implica un cambio de enfoque desde una enseñanza centrada en el desarrollo de determinadas capacidades cognitivas, motrices, interpersonales, que se consideran relevantes.
  • Contenidos: Qué enseñar. Al pensar en una formación en términos de procesos orientados al desarrollo de capacidades o competencias, los contenidos se convierten básicamente en herramientas o instrumentos para ese fin. Son los componentes de una determinada capacidad que deben ser aprendidos para el desarrollo de ésta. Los contenidos en la enseñanza no se entienden en la actualidad exclusivamente como conocimientos teóricos, sino como saber, saber hacer y saber ser, es decir, como contenidos conceptuales, contenidos procedimentales y contenidos actitudinales.
  • Metodología: Cómo enseñar. Determinan las actividades que se llevan a cabo en cualquier programa de enseñanza. Enseñar supone elegir y toda elección de un material o de un modo de enseñar algo se hace siempre desde un determinado principio que uno asume como adecuado. Los principios metodológicos dan lugar a diversos métodos docentes, que usarán de determinadas estrategias y técnicas didácticas, es decir, procedimientos concretos de enseñanza. Son las acciones que se diseñan como partes constitutivas de una experiencia de aprendizaje y sirven para lograr los objetivos de la misma.
  • Evaluación: Cómo lo hice. La evaluación abarca tener evidencias de los cambios conductuales en el estudiante, en donde cualquier evidencia válida sobre la conducta deseada de los objetivos educacionales provea un método adecuado de evaluación. El propósito de la evaluación es que sirva de guía para los maestros en el logro de un producto o resultado deseado. Se debe evaluar tanto los resultados como los procesos y el aprendizaje como la enseñanza.

Finalmente, el currículo cobra vida y llega a la experiencia pedagógica mediante los planes y programas; estos son el camino del primer y segundo nivel de concreción del currículo: el ciudadano que pretende formar el Estado y el estudiante que es formado en un centro educativo determinado. Es en el tercer nivel de concreción del currículo: las áreas académicas o curriculares que llegan al aula, en donde los planes y programas logran concretar su misión.

1.2 El Currículo en la organización

Después de haber revisado la teoría acerca del currículo, se puede decir que en el Colegio Fray Luis de León, éste está presente en los tres niveles de concreción que se mencionaron anteriormente, la del Estado, que son todos los programas de SEP y UNAM que nos rigen en la formación básica y de bachillerato respectivamente, en estos programas están las líneas a seguir en cuanto a objetivos de aprendizaje y contenidos desde el punto de vista conceptual, procedimental y actitudinal.

Sin embargo, en lo que respecta a programas de UNAM que son los que conozco, la metodología y la evaluación no hay líneas de acción o normativa, ya que aquí hay cierta libertad para elegir los métodos que se consideren más oportunos y que vayan enfocados a lograr los aprendizajes esperados y a realizar la evaluación más oportuna de acuerdo al método.

 

Los currículos de ambos sistemas incorporantes son respetados tal cual, ya que en nuestro proyecto institucional, que corresponde al segundo nivel de concreción, se enriquece la propuesta del Estado, aumentando el currículo con disciplinas que ayuden a la formación integral del estudiante como Pastoral, Artísticas, Deportes y los Proyectos Sociales.

En el colegio Fray Luis de León las metodologías utilizadas en la educación básica están apoyadas tanto en la Pedagogía Agustiniana, como en la pedagogía del Sistema UNO de Santillana ya que ambos buscan no solo aprendizajes en contenidos, sino también en conductas, actitudes y valores que ayuden a ser un ser reflexivo, crítico, con iniciativas, atentos a las necesidades de los demás y que vayan acordes con la misión y visión del colegio.

En cuanto a la evaluación que se realiza en el colegio tenemos la diagnóstica, la evaluación de habilidades intelectuales y emocionales, la formativa y la sumativa, que nos van dando luz de cómo estamos haciendo las cosas. Además, es importante mencionar que no solo evaluamos los aprendizajes conceptuales, sino también los procedimentales y los actitudinales.

Creo que el currículo es la base para la labor que realiza un centro, y más para la que se lleva a cabo en el aula, que viene siendo el tercer nivel de concreción, ya que es ahí donde se lleva la acción de todo lo planeado, de todo lo que se pretende lograr y además está influido por el contexto que tiene el alumno, el colegio y el país.

Aquí el colegio apoya con un Coordinador académico para que el currículo se plasme en los planes y programas que el profesor realiza para llevar al aula los objetivos de aprendizaje, los contenidos, la metodología y la evaluación. Es aterrizar todo lo que se planeó al salón de clases.

 

1.3 Políticas Educativas

Ahora vamos a presentar un breve comentario de las políticas educativas destacando en cada uno su importancia.

  1. 2021 Metas Educativas OEI: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios. Sus objetivos son mejorar la calidad y la equidad en la educación para hacer frente a la pobreza y a la desigualdad y, de esta forma, favorecer la inclusión social. Trata de abordar con decisión, y de una vez y para siempre, retos aún no resueltos: analfabetismo, abandono escolar temprano, trabajo infantil, bajo rendimiento de los alumnos y escasa calidad de la oferta educativa pública. Y se pretende hacerlo con la voluntad de enfrentarse, al mismo tiempo, a las demandas exigentes de la sociedad de la información y del conocimiento: incorporación de las TIC en la enseñanza y en el aprendizaje, apuesta por la innovación y la creatividad, desarrollo de la investigación y del progreso científico (OIE, 2010).

 

  1. Artículo 3º Constitucional: Todo individuo tiene derecho a recibir educación. La educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él el amor a la Patria y la conciencia de la solidaridad internacional. Dicha educación será laica y se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa, el criterio de la educación se basará en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, además será democrático, considerando la democracia como un sistema de vida, fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo. Será nacional y buscará el progreso del país. Contribuirá a la mejor convivencia humana, tanto por los elementos que aporte afines educativos, como por el cuidado para sustentar los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos los hombres, toda la educación será gratuita e impartirá
    educación preescolar, primaria y secundaria y el Estado promoverá y atenderá todos los tipos y modalidades educativos (incluyendo la educación superior) necesarios para el desarrollo de la Nación, apoyará la investigación científica, y alentará el fortalecimiento y difusión (Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos).
  2. Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018: Está política está encaminada a 5 metas principales como lo son:
  • México en Paz: pretende que se refuerce la confianza en el gobierno, se aliente la participación social en la vida democrática y reducir los índices de inseguridad.
  • México incluyente: el Estado enfocará su acción en garantizar el ejercicio de los derechos sociales  y en cerrar las brechas de desigualdad social.
  • México con Educación de Calidad: en esta meta se propone implementar políticas de Estado que garanticen el derecho a la educación de calidad para todos los mexicanos. En el documento se afirma además que se buscará fortalecer la articulación entre niveles educativos y vincularlos con el quehacer científico, el desarrollo tecnológico y el sector productivo, para generar un capital humano de calidad.
  • México Próspero: contempla detonar el crecimiento sostenido de la productividad en un clima de estabilidad económica y una generación de igualdad de oportunidades.
  • México con Responsabilidad Global: asegura que se acercarán a esa meta a partir de relaciones cercanas, mutuamente benéficas y productivas con otros países, sustentadas en una política exterior vigorosa, sustantiva y activa. Se pretende alcanzar estas metas mediante tres estrategias transversales que son: democratizar la productividad, gobierno cercano y moderno, y perspectiva de género (SEGOB, 2013).
  1. Programa Sectorial de Educación 2013-2018: Está encaminado a asegurar la calidad de los aprendizajes en la educación básica y la formación integral de todos los grupos de la población, con el propósito de elevar la calidad de la educación con equidad, el PSE se fundamenta en el artículo 3o Constitucional y en la Reforma Educativa que modificó la Ley General de Educación; y creó las leyes generales del Servicio Profesional Docente y la del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, y en las leyes generales de Igualdad entre Mujeres y Hombres, la de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en distintos instrumentos internacionales. Este Programa detalla los objetivos, estrategias y líneas de acción en materia de Educación básica, media superior, superior, formación para el trabajo, deporte y cultura, con una perspectiva de inclusión y equidad (SEP, 2013).
  2. Modelo de Gestión Educativa Estratégica: este modelo hace énfasis en la evaluación del aprendizaje y de los procesos, para poder mejorar la calidad educativa. Para ello se busca replantear la Gestión Escolar con una nueva forma en su dinámica estratégica, metodológica y participativa, enunciando que de esta forma colegiada se complementarán los distintos actores que convergen en la dinámica escolar. Este nuevo modelo de Gestión es promotor del liderazgo compartido, libertad en la toma de decisiones, prácticas docentes flexibles, planeación participativa, evaluación, participación social compartida y la rendición de cuentas. Su principal objetivo es encontrar los caminos que permitan una adecuada comunicación pero sobre todo el conceso y la corresponsabilidad entre todos los actores quienes de algún modo son miembros directos e indirectos de esta institución para tratar de mejorar la calidad educativa del centro escolar, al permitirles externar situaciones importantes. Del mismo modo para la mejora educativa, la evaluación entre todos los actores del centro escolar debe posee un carácter fundamental, ya que con ella nos permite “medir” y determinar en donde estamos y hacia donde queremos ir en esta sociedad cambiante contemporánea (SEP, 2010).

 

Finalmente las políticas educativas, son todas aquellas leyes impuestas por el Estado para garantizar que la educación se aplique de manera óptima a la sociedad. Estas leyes se forjan de acuerdo a las necesidades históricas del país en el que se promueven, es decir, según ideales y principios.

Las políticas educativas son creadas con el fin de administrar y aplicar con beneficio para la sociedad, todos los recursos que el estado destine para este fin y tienen por objeto tratar de resolver todos los problemas a los que la educación se enfrenta, por ejemplo, la economía, la cultura o la burocracia y transformarlos en la maximización de los logros de los objetivos como la calidad, la eficacia y la eficiencia.

 

Las políticas educativas en México están orientadas a mejorar la calidad de la educación, se enfatiza en el cambio curricular, organizacional e institucional, así como mejorar el nivel de los maestros. También están direccionadas a ofrecer un mayor acceso a la educación para que las nuevas generaciones hagan frente a las necesidades mundiales como lo es la implementación de la nueva tecnología.

 

1.4 Los Planes y Programas

En este apartado se hablará a grandes rasgos cada uno de los planes y programas del Sistema Educativo Nacional y de los acuerdos que modifican los planes en beneficio de los alumnos.

  1. Acuerdo 592: Este acuerdo vincula los planes y programas de la Educación básica, además de atender a la diversidad y transformar los procesos de evaluación. Las principales implicaciones que tiene este acuerdo es que obliga a modificar el ambiente de aprendizaje, a reformar los libros de texto y a utilizar la tecnología como herramienta. (SEP, 2011).
  2. Plan de Estudios 2011: Propone el aprendizaje por competencias para la vida. Los principios pedagógicos que sustentan el plan son esenciales para la implementación del currículo, la transformación de la práctica docente, el logro de los aprendizajes y la mejora de la calidad educativa. Dichos planes están centrados en el alumno (procesos de aprendizaje), además de que favorece la inclusión para atender a la diversidad e incorpora la tecnología y el inglés. (SEP, 2011)

Por otra parte, planifica para potenciar el aprendizaje, genera ambientes adecuados, trabaja en colaboración, pone énfasis en el desarrollo de competencias, utiliza materiales educativos, evalúa para aprender, incorpora temas de relevancia, reorienta el liderazgo, aparece la tutoría y finalmente renueva el pacto entre estudiantes, maestros y padres de familia.

  1. Acuerdo 711: Este acuerdo trata exclusivamente sobre las necesidades educativas especiales de los alumnos que presentan alguna dificultad en sus procesos de aprendizaje favoreciendo el acceso, la permanencia y el egreso del sistema educativo de dichos alumnos. (SEP, 2013)
  2. Acuerdo 717: Proporciona los lineamientos para formular los programas de gestión escolar, que estarán centrado en el alumno, usando los resultados de evaluación, desarrollando una planeación anual, administrar de forma eficiente y transparente los recursos y propiciar la participación de padres de familia, maestros y alumnos bajo el liderazgo del director. (SEP, 2013)
  3. Acuerdos 445, 486 y 656: Estos acuerdos están relacionados con la educación media superior atendiendo a las diferentes modalidades de acuerdo a la necesidad que presenten los estudiantes. Se favorece la igualdad de oportunidades, que se eleve la calidad educativa orientada al desarrollo de competencias. También fortalece el acceso y la permanencia en el sistema, ya sea de forma preestablecida, libre o combinada. (SEP, 2009)
  4. Marco Curricular Común: Es referente a la educación media superior, éste Marco fue el resultado de hacer una mejora en la educación y dar continuidad a la educación básica vinculando los planes y programas establecidos para tal fin, también se hizo una vinculación con el mundo del trabajo. (SEP, 2008)

Este marca aporta identidad, oportunidad de tener un perfil de egreso común en todos los subsistemas y por otra parte y no menos importante, reorienta la educación a competencias genéricas, aunque también desarrolla las competencias disciplinares y las profesionales.

  1. Los Planes y Programas de la Educación Jesuita: Este Plan va encaminado a la dignificación del ser humano, y está orientado a formar seres responsables que desarrollen habilidades y destrezas para que las pongan al servicio de los demás. Este programa se vasa en la pedagogía Ignaciana y se parte de un contexto determinado en el que viven experiencias, las cuales se reflexionan profundamente para que muevan a la acción, en un marco de evaluación permanente. (Sistema Universitario Jesuita, 2010)

Una vez descrito brevemente cada uno de los planeas analizados, podemos ver que éstos atienden a las diferentes necesidades de los alumnos, ya sea de educación básica o media superior con diferentes situaciones, por ejemplo niños y jóvenes indígenas, o alumnos con dificultades en el aprendizaje, alumnos que puedan tener una educación escolarizada o no, y cada uno de estos acuerdo o programas cobra vida en los planes y programas de la institución, atendiendo a la inclusión y a la equidad, elementos importantes de la calidad educativa.

1.5 Los planes y programas en la organización.

En el colegio Fray Luis de León, se atiende a cada uno de los Planes y acuerdos establecidos por la Secretaría de Educción Pública, ya que los Planes y Programas de Estudio 2011 son la base de nuestros planes y programas institucionales, cada profesor planifica su curso tomando en cuenta el contexto de los alumnos, de manera que atienda a las necesidades de cada uno de manera general. Sin embargo, no hemos tenido hasta ahora alumnos que necesiten una educación especial, en virtud de que Querétaro cuenta con escuelas especiales que dan de manera eficiente y eficaz la formación a estos alumnos y los padres de familia prefieren inscribirlos en estas escuelas.

En la educación media superior, los programas que se atienden son de la UNAM, se están haciendo cambios en cuanto a metodologías, evaluación y atendiendo a las necesidades de los jóvenes, intentando hacer adecuaciones curriculares para los diferentes alumnos que tenemos ya que en nuestra preparatoria se inscriben alumnos de bajos recursos y con carencias en su formación debido a que vienen de otros estratos sociales y esto hace que los aprendizajes previos sean pocos, sin embargo, esto no ha sido limitante ya que el reto es poner a estos alumnos (que son pocos) al nivel de los que vienen de la secundaria del colegio o de otras secundarias similares.

Conclusión

Lo que podemos concluir de este trabajo es que hemos visto tres aspectos muy importantes del ser de una escuela donde se imparte educación integral y que gracias a esos cobra vida el proyecto educativo del centro. Estos tres aspectos son las políticas educativas, el currículo, los planes y programas de estudio cuyas líneas de acción refieren a lo que buscan los países en términos calidad y equidad educativa por lo que esperan que estos planteamientos y actuaciones de los actores vayan encaminados a responder a las necesidades del mundo actual.

 

También tratan sobre la inclusión, el acceso y permanencia de los alumnos, en lograr una educación por competencias, mejorar la gestión escolar y atender a los alumnos con necesidades educativas especiales, pero todas estas son intenciones muy buenas que posteriormente se refuerzan con los planes y programas que la Secretaría de Educación Pública establece para que los centros educativos se rijan por ellos y además asegurar que todos los alumnos recibirán los mínimos establecidos.

 

Sin embargo, a la hora de planificar los maestros tomando en cuenta las intenciones del Gobierno Federal y Estatal y de la Institución educativa, tienen que plasmar en un papel los objetivos de aprendizaje, los contenidos a abordar, las metodologías que se utilizarán y lo más difícil que es la evaluación, pero hasta aquí siguen siendo intenciones, y es necesario que se supervise el trabajo en el aula para que no solo quede en eso, sino que se convierta en una realidad y se cumpla el fin primero.

 

 

Por lo anterior, se retoma el tema de la Gestión Curricular, en donde los Directivos gestionan el centro de manera que los actores del proceso de enseñanza- aprendizaje cumplan con las intenciones iniciales y podamos tener una educación de calidad que esté a la altura de las necesidades del mundo laboral.

 

Referencias

 

Casarini R. M. (2010) Teoría y diseño curricular. México Editorial: Trillas.

GOB. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. México

GOB. (2013). Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018. México.

Organización de los Estados Iberoamericanos. (2010). 2021 Metas Educativas.

Ortiz, Á. L. (2003). Diseño y evaluación curricular. Río Piedras: Quinta edición. Editorial Edil.

Picardo, O. J. (2004). Diccionario pedagógico UPAEP. El Salvador.

SEP. (2007). Marco Curricular Común del Sistema Nacional del Bachillerato. Subsecretaría de Educación Media Superior. México.

______. (2008). Acuerdo 445 por el que se conceptualizan y definen para la Educación Media Superior las opciones educativas en las diferentes modalidades. México.

_____. (2009). Acuerdo 486 por el que se establecen las competencias disciplinares extendidas del Bachillerato General. México.

_____. (2010). Acuerdo 656 por el que se reforma y se adiciona el acuerdo 444 por el que se establecen las competencias por el que se constituyen en el marco curricular común del Sistema Nacional del Bachillerato y se adiciona el acuerdo número 486. México.

_____. (2010). Programas de Calidad. Modelo de Gestión Educativa Estratégica. México.

_____. (2011). Acuerdo número 592 por el que se establece la Articulación de la Educación Básica. México.

____. (2011). Planes y Programas de Estudio 2011. México.

____. (2013). Acuerdo 717 por los que se emiten los Lineamientos para formular los programas de Gestión Escolar. México.

____. (2013). Acuerdo 711 por el que se emiten las Reglas de Operación del Programa para la Inclusión y la Equidad Educativa. México.

_____. (2013). Programa Sectorial 2013-2018. México.

Sistema Universitario Jesuita (2010). Marco conceptual para el diseño de planes de estudio del sistema universitario Jesuita.

Solís, C. (2014) Comentario que incorporó al trabajo de investigación del currículo de la materia Gestión Curricular. Maestría en Gestión y Dirección de Instituciones Educativas. ITESO.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Curriculo formativo gi697041 Claudia Chávez

Curriculo Formativo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ensayo: «Los planes curriculares y metodologías innovadoras»

LOS PLANES CURRICULARES Y METODOLOGÍAS INNOVADORAS

María José Pertíñez López

Los diferentes planes y programas curriculares que se han dado dentro de la Reforma del Sistema Educativo Nacional han ido marcando cambios educativos importantes. Muchos de estos cambios que se han ido dando a nivel de ejecución no llegan a aterrizarse de forma pedagógica y didáctica, y en la mayoría de las veces los docentes no entienden como llevar a cabo los procedimientos de aprendizaje que se están solicitando.

Para la Primaria del Colegio Fray Luis la llegada del Programa de Sistema Uno dio respuesta a todos estos interrogantes de cómo llevar a cabo los lineamiento que en este caso se estaban marcando a partir del Acuerdo 592.

Sistema Uno trabaja desde con la metodología de Interacción Constructiva.

La Interacción Constructiva es una estrategia metodológica tan completa que desarrolla las competencias en todos sus aspectos: habilidades, destrezas, conocimientos y valores. Propicia la vinculación de disciplinas y aporta al alumno una estructura que consiste en momentos específicos y con propósitos determinados. Busca a través de diversos instrumentos y momentos, poner en práctica los valores y competencias que se quiere cultivar y construir.

 

La Primaria del Colegio Fray Luis de León, en los últimos 5 años ha atravesado una serie de cambios que han fortalecido y ayudado a desarrollar su programa curricular. Todo cambio paradigmático implica la revisión de las formas de interpretar la realidad y los saberes de procesos y métodos que han permitido nuestra pedagogía. Estos cambios e innovaciones han ido de la mano con las Reformas del Sistema Educativo Nacional en base al Acuerdo 592.

El Sistema Educativo Mexicano ha vivido nueve años de Reformas continuas desde 2004: 2004 Preescolar “PEP”, 2006 Secundaria “RES”, 2009 Primaria “RIEB”.

En el Acuerdo 592 (2011) se sustentan las competencias entendidas, como la aptitud a desarrollar con base en los conocimientos, las actitudes y las habilidades que desarrollan la destreza por medio de evidencias con nivel de dominio y de desempeño. La cultura de las competencias es un asunto vital en este Acuerdo, el cual concentra todos los cambios substantivos del proceso de formación en el nivel de Educación Básica, puesto que se propone que el aprendizaje sea situado en un contexto con base en evidencias y que sea evaluable.

Villalobos Torres, V.(2012), comenta que la esencia del Acuerdo 592, “tiene como finalidad la articulación curricular mediante la determinación de los aprendizajes básicos o esperados de cada asignatura y, con base en ello, la selección y organización de los contenidos educativos y su vinculación entre ellos”.

En esta Reforma Curricular se constituyen los objetivos educativos con base en los propósitos como primera intención del procesos educativo y las competencias como resultado del mismo. Obviamente, con la cultura de las competencias se han mundializado los saberes. Lo que se busca es que el logro del aprendizaje sea evidente en cualquier parte del mundo y ante cualquier proceso de evaluación internacional

Todas las reformas y programas curriculares dejan entre luces y sombras la pedagogía y metodología a seguir que le ayuden al docente a poder desarrollar los procesos educativos que plantean cada uno de ellos. La teoría siempre es lo que resalta y lo engloba el contenido.

La Primaria del Colegio Fray Luis de León comenzó a trabajar con el Programa de Sistema Uno desde el Ciclo escolar 2011-2012. Desde la vinculación y alianza con Sistema Unoi se ha esforzado por comprender y vivir la calidad de la persona y la calidad social como centro de la enseñanza. Buscando una democracia profunda en sentido bidireccional, con consciencia de que la dignidad y la participación hay que cultivarlos como un ejercicio cotidiano. Este Programa responde a los programas curriculares de la Reforma Educativa vigente y ayuda de forma pedagógica a como llevar a cabo los planes educativas que platea el Sistema Educativo Nacional desde una visión Internacional.

La Pedagogía UNO (2011), persigue y practica competencias para:

  • La comunicación y la participación  verbal, en español y en inglés, en todas sus formas y destrezas: hablar, escuchar, gesticular, escribir, leer.
  • La comunicación y disfrute estético: plástico, escénico, musical, el juego, el deporte.
  • Ser autónomo y digno. Hacer cosas desde sí mismo y por sí mismo.
  • Actuar y trabajar en grupo, en equipo.
  • El uso de la Matemática para definir y prever los fenómenos y sus cursos ulteriores.
  • La comprensión del sentido histórico y complejidad de la sociedad humana y de ella en la Naturaleza.
  • La producción. El trabajo productivo imprescindible para la propia pervivencia y la de la comunidad.

Todo esto ocurre a través del método de Interacción Constructiva, que busca a través de diversos instrumentos y momentos, poner en práctica los valores y competencias que se quiere cultivar y construir.

No se trata de una clase tradicional, en este desarrollo didáctico el docente debe intervenir lo menos posible, solo para aclarar el enunciado del Problema Pertinente (PP), mantener encausada y sin mucha dispersión la discusión del problema y señalar los tiempos para pasar a otro momento, sin adelantar informaciones.

El docente, presenta el PP, según los recursos disponibles: impreso, con imágenes, proyección en pantalla, transferencia a computadora, o tableta individual.

No interviene ni informa sobre el problema. Solamente aclarará el significado del nombre del problema, asegurándose que ha sido bien entendido.

Un Problema Pertinente es importante para propiciar la participación, el trabajo en grupo y la construcción de aprendizajes y conocimientos. Busca problematizar, intrigar, descentrar al estudiante para pensar en lo que él ya tiene en su acervo, en sus recuerdos. Y luego discutirlo con sus compañeros.

Las actividades parten con un Momento Individual, cuando se presenta a los estudiantes un Problemas Pertinente, un instrumento que intriga e induce a la reflexión y que desencadena el curso de la Interacción Constructiva.

A este le sigue un Momento Grupal, cuando cada quien presenta sus reflexiones ante su grupo inmediato de 3 a 7 integrantes. Discute, respeta y es respetado y reconocido por los otros en su diversidad, indaga e investiga en libros e Internet; juntos elaboran su presentación ante la clase.

En la Puesta en Común cada grupo presenta y argumenta su informe con todas sus reflexiones y enriquecimientos recabados y se vuelve a discutir.

Finalmente el maestro recapitula todo lo hecho, evalúa y lo correlaciona con las exigencias curriculares oficiales.

La Interacción Constructiva es una estrategia metodológica tan completa que desarrolla las competencias en todos sus aspectos: habilidades, destrezas, conocimientos y valores. Propicia la vinculación de disciplinas y aporta al alumno una estructura que consiste en momentos específicos y con propósitos determinados.

El primer momento: el momento individual, es reflexivo y se da una vez que se expone al alumno al estimulo de una serie de imágenes y cuestionamientos. Se ponen en juego los principios y creencias.

Representa para el alumno una oportunidad de explorar en sus saberes previos, de reconocer aquella información que ya le pertenece, de reflexionar sobre su sentir. Este primer momento brinda la ocasión para la expresión de las ideas, de los conceptos, de los conocimientos que el alumno plasmará en un escrito lo más descriptivo y rico que sea posible, o bien en un dibujo según lo amerite el proceso de escolarización del grupo en que se trabaje.

El segundo momento: momento grupal, es cuando se comparte en pequeños grupos lo reflexionado, se escucha y se discute, se respeta la opinión del otro y se plantea la propia. El grupo solidario constituido no parte de la información proporcionada, sino que continua la discusión del Problema Pertinente, mediante aportes escritos, leídos, presentados por cada uno de sus integrantes. Esta discusión descubre los alcances y limitaciones de los aportes de cada integrante del grupo, y procede a completar lo faltante, mediante presión y exigencia, lo que justifica la búsqueda de mayor información, siendo en este sentido la Interacción Constructiva vehículo que mantiene vivo el espíritu indagador que los alumnos poseen por naturaleza.

Un detalle más, aclara el concepto de grupo solidario. En esta acción compartida emergen los acentos de la colaboración, del remar todos los integrantes del grupo en una misma dirección. Supone discusión, pero también exige negociación para llegar a acuerdos. Nadie tiene la última palabra. Cada miembro del equipo tiene las mismas obligaciones, deberes y derechos. Se aprende a conllevar, distribuir, corresponder, coincidir y a pensar con el otro. Además, de aquí́ surgen los compañeros y lealtades, donde se produce la solidaridad del conjunto. En todo momento se viven los valores, se practica la solidaridad, el cultivo de la diversidad, la cohesión. A través de la indagación, se investiga en distintas fuentes, libros, Internet, entrevistas, etc. Se plasma en materiales impresos o digitales o en representaciones, los acuerdos a que el grupo de 3 a 7 integrantes llegó. Para lograr una identidad y cohesión se les pide escojan y adopten un nombre. En cada equipo se nombrará un relator o secretario quien será́ el responsable de anotar y registrar los acuerdos y posteriormente presentarlos durante la puesta en común. También se nombrará un coordinador que será́ quien modere y dé la palabra a cada participante durante la discusión grupal.

La co-evaluación tiene lugar entre los miembros y la autoevaluación se procura en cada uno de los integrantes,

En el tercer momento, la puesta en común, cada grupo expone el producto de su discusión, investigación y acuerdos. Todos se encuentran en escucha activa, tomando notas para enriquecer el propio acervo. El docente concilia y media las posturas orientando al cuarto momento, mientras que un alumno asignado toma nota de todo y observa.

El cuarto momento es de evaluación, el docente hace una recapitulación de lo expuesto, se correlaciona el trabajo realizado con los objetivos y metas fijadas y con los contenidos, se define el siguiente reto y se determina la fecha.
Se unifican los proyectos institucionales, comunitarios y de programas oficiales.

La evaluación y/o recapitulación y la autoevaluación se realiza en todo momento. Se evidencian los logros, deficiencias y valores practicados. El maestro deberá́ evaluar desde el pensar que el alumno es un aliado.

 

Desde esta visión el aprendizaje no puede concebirse como la mera reproducción de saberes, sino que debe contemplar la necesidad de que los participantes puedan comprender e interpretar los conocimientos con el fin de otorgarles significados.

El cambio de modelo tradicional a la construcción de conocimiento ha implicado la posibilidad de elaboración de respuestas a través del entendimiento y la resolución de problemas. El docente debe tener presente que existe una interdependencia entre el pensamiento y el conocimiento; por lo que desarrollar las habilidades del pensamiento productivo va mucho más allá de las enseñanzas de los contenidos curriculares, y es algo que dentro del desarrollo curricular los Colegios deben de prestar atención y preparar y capacitar al docente para que este tenga las herramientas necesarias y ayudar a los alumnos a tener habilidades de pensamiento productivo.

 

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA DE CONSULTA:

 

– Autores Varios (2011), Pedagogía Unoi, México

 

– Secretaria de Educación Pública (2011), Acuerdo 592, Por lo que se establece la articulación de la Educación Básica, México

 

– Villalobos Torres, Marvella (2012), Acuerdo 592. Didáctica viva. Revista Vanguardia educativa, Año 3, Num. 8, Mayo 2012

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El currículum formativo en la organización

ENSAYO CURRÍCULUM FORMATIVO 2014

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Currículo Formativo

Adjunto documento sobre currículo

CURRÍCULO FORMATIVO EN EL LICEO JAVIER

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

III. GESTIÓN CURRICULAR.

III. GESTIÓN CURRICULAR
La finalidad de este trabajo es que, a partir de la revisión del Proyecto Escolar que tiene la Escuela Bíblica “Benedicto XVI”, aprender a planificar estratégicamente para reformular o crear una nueva ruta de mejora de la Dimensión Pedagógica Curricular.

El analizar y conocer la cultura actual que tiene la institución, es el primer paso, para generar una nueva cultura, para pasar de lo que se es, a lo que se quiere llegar a ser.

Gairín (1998), dice al respecto,
[…] los centros educativos como organizaciones tienen un nivel de desarrollo determinado, consecuencia de su historia, inquietudes y compromisos, no comparable con el de otras realidades. Lo deseable, en todo caso, es que cada institución mejore respecto a la situación en la que se encontraba, esto es, que avance como organización de acuerdo a su proyecto pedagógico y a su compromiso socio-cultural. (p.1)

Trabajar en las instituciones por una «situación mejorada» es imprescindible. Porque «las organizaciones educativas están actualmente, más que nunca, expuestas al cambio y a la incertidumbre…[por lo que]…en este escenario sólo sobrevivirán las instituciones educativas capaces de renovarse y reinventarse de forma continua, que tienen unas estrategias ante el permanente cambio del entorno.» (Gairín, 1998, pp. 39-40).

Contextualización del problema
La Escuela Bíblica “Benedicto XVI”, tiene de manera explícita la formulación de su misión, visión, valores, objetivo y filosofía. Con el ejercicio de planeación de la Dimensión Pedagógica Curricular, se puede bosquejar que los ideales educativos giran en torno a:

Misión:

Ofrecer una formación bíblica cualificada y sistematizada de la Sagrada Escritura, para propiciar el encuentro con Cristo, a través del estudio, oración y compromiso con su Palabra.

Visión:

Ser la institución por excelencia que, a través del estudio de la Palabra de Dios, prepara a los agentes laicos que requiere la Iglesia.

Esta proyección del ideal educativo es un cercamiento que ayuda a ir delineando el camino y el estado deseado que se puede consolidar y refinar al compartir y precisar los aspectos que lo caracterizan en el diálogo con el colectivo de la Escuela Bíblica. Este diálogo y construcción de los principios centrales que guían la organización se van a entretejer con los datos y procesos que se generen al atender las necesidades y elementos de mejora en la Dimensión Pedagógica Curricular.

Por la limitación del tiempo, se profundizará de manera particular en torno a la primera situación (problema-necesidad de mejora), la cual, está explicada de la siguiente manera: las asignaturas que se imparten en la escuela bíblica no cuentan con un esquema homologado en su estructura, es decir, no tienen: objetivo general, objetivos particulares, temas y subtemas, actividades de aprendizaje, evaluaciones y bibliografía.

Ahora, bien, El Modelo de Gestión de la Supervisión Escolar, afirma que la gestión en el campo educativo se ha clasificado, para su estudio, en tres categorías de acuerdo con el ámbito de su quehacer y con los niveles de concreción en el sistema: institucional, escolar y pedagógica.

A continuación, se presenta una breve descripción de estos niveles de gestión en la escuela bíblica:

Gestión institucional (nivel macro). La escuela bíblica no depende de ninguna instancia educativa a nivel federal. Se trata más bien de una institución católica diocesana que depende de la pastoral bíblica. Sin embargo, dicha pastoral no ofrece alguna estrategia, orientación o conducción especial a las escuelas bíblicas que existen en la diócesis (Jiquilpan, Zamora y Uruapan). De tal manera que cada escuela es independiente en todos los sentidos. Esto de alguna manera tiene sus consecuencias, ejemplos: que cada escuela tenga su propia manera de trabajar; que cuenten con semestres, materias y horarios diferentes; que en la escuela de Zamora les paguen a los maestros por clase dada.

Gestión escolar (nivel mezzo). En noviembre de 2012, el obispo Javier Navarro me designó como vicario cooperador de la parroquia de san Francisco de Asís en Jiquilpan, Mich., en sustitución del P. Osvaldo Avalos. Ya estando ahí, el sr. cura José Luis Calderón me comentó que una de las pastorales que había en la parroquia era la escuela bíblica y que le gustaría que yo me encargara de ella pues ya no iba a estar el P. Osvaldo, quien era el encargado, y como yo venía en su lugar sería bueno que yo fuera ahora el nuevo responsable, lo cual acepté.

Mi designación, por tanto, no se remite a un cierto perfil específico. Simplemente, el párroco en turno, encarga esta encomienda a cualquiera de los demás sacerdotes que estén en la parroquia. ¿Por cuánto tiempo se es director? El mismo que sea su estancia en la parroquia, puede ser un año, dos, tres o hasta seis años.

Por eso, al pensar en lo que es la dirección, puedo decir que esta, no se asume simplemente como un relevo, requiere que la persona tenga el perfil, la preparación adecuada y un proyecto formativo para la institución. En mi caso, pareciera que los sacerdotes creemos todavía que “la imposición de manos”, es el único requisito para: decir, hacer y estar donde se quiera y que no es necesaria una preparación especial o propia.

En relación a las personas que colaboran en la escuela, se trata únicamente de gente de buena voluntad, no se le paga a ninguna, la mayoría de ellas no tienen idea de lo que es una escuela en forma, su concepción se reduce a que una escuela es un salón donde hay alguien que enseña (habla) y un grupo de personas que aprende (escucha).

¿Cuáles son las consecuencias de esta situación? Que no exista una estrategia de conducción de la escuela pues se carece de una estructura organizativa, cada quien cumple su función de manera aislada y no se tienen reuniones de ningún tipo durante el semestre.

Gestión pedagógica (nivel micro). Si se parte de que el propósito es la formación integral del alumno, se trata entonces de una institución que carece de un verdadero proceso de aprendizaje.

La institución bíblica cuenta con un equipo administrativo: el director (que es sacerdote), un coordinador (administrador de correos, jubilado), una secretaria (Jefa de la Oficina de Control Escolar del CBTIS, jubilada), dos tesoreras (una contadora y una administradora), un capturista (ex-seminarista y ahora estudiante de ingeniería) y una bibliotecaria (secretaria del CECATI); con una librería (tres personas responsables), una tiendita (una persona encargada) y un espacio para los alumnos o maestros, que por una u otra razón, van con niños, por lo que su afluencia es irregular (una persona encargada). Se puede decir que, prácticamente todos los que prestan un servicio realizaron su formación bíblica en esta escuela.

En relación a los maestros, se tiene una plantilla de veintiséis. Entre las características que se pueden mencionar de ellos/as es que son laicos, casados, solteros o viudos; la mayoría egresados de esta escuela; con diferentes profesiones, ocupaciones u oficios: odontólogo, contadores, comerciantes, profesores (algunos ya jubilados), empleados y amas de casa.

Respecto a los días de clases, se tienen dos modalidades, a elegir uno: los miércoles de 7 a 9 de la noche y los sábados de 9 a 1 de la tarde. Durante el año se realizan dos semestres con las siguientes fechas de apertura y término: la primera de febrero a junio, la segunda de agosto a enero; ambas con un programa de actividades concreto. En cuanto al contenido de las asignaturas cada profesor organiza su material como lo considera importante, la mayoría de las veces, sin entregar a la dirección ni a los alumnos un programa de estudio.

El alumnado en ambos turnos suma alrededor de 110 personas. Los inscritos pagan una cuota semestral de $ 180.00 pesos, misma que se puede hacer en abonos. Quien no los puede cubrir, aun así, se acepta. El único requisito es que quiera aprender. Las herramientas que se piden son: una biblia, algo con qué y en dónde anotar. Los alumnos son todo un mosaico pues se tiene personas de todas las edades, desde los 12 hasta los 75 años; de diferentes lugares, Sahuayo, Jiquilpan, Cumuatillo, Totolán y Francisco Sarabia; con diferentes oficios y profesiones, amas de casa y estudiantes; casados, solteros, viudos y divorciados; algunos con facilidad para estudiar, otros en cambio, se les dificulta.

Plan de acción
Considerando esta realidad, es necesario hacer un plan de acción adecuado con el apoyo de todos sus actores: asesor, equipo administrativo, profesores y alumnos.

Dimensión: Pedagógica Curricular
Necesidad a atender: Diseño y planificación de los cursos escolares.
Estrategia: Dar uniformidad a la estructura y contenidos de los programas, a través de los siguientes elementos: contextualización, objetivos, contenido del temario, metodología y recursos, evaluación y bibliografía.
Objetivo: Homologar los programas de estudio de cada una de las asignaturas para garantizar la calidad del aprendizaje bíblico.

Estructura de la gestión curricular
Fundamentos. La puesta en marcha del plan de acciones requiere de un trabajo colaborativo. El Manual de Organización y Funcionamiento del Consejo Académico y de las Academias (2012), dice al respecto:
El trabajo colaborativo es un medio fundamental para conformar un equipo académico capaz de dialogar, concertar, compartir conocimientos, experiencias y problemas en torno a asuntos y metas de interés común en un clima de respeto y tolerancia, con la finalidad de lograr un sistema educativo valioso y altamente eficiente en la adopción y el desarrollo de actitudes, así como valores para la vida en sociedad. (p. 3)

Pozner (2000), señala que el trabajo en equipo es una modalidad de articular las actividades laborales de un grupo humano en torno a un conjunto de fines, de metas y de resultados a alcanzar.

En cuanto a los beneficios del trabajo colegiado en la institución educativa se tienen:

• Motivar al profesorado.
• Evaluar la eficacia docente.
• Organizar y distribuir las tareas y puestos de trabajo entre el profesorado.
• Mejorar la atención a las necesidades educativas de los alumnos.
• Generar el aprovechamiento académico.
• Disminuir los índices de deserción.
• Desarrollar las competencias docentes.
• Fomentar la reflexión.
• Implementar acciones de mejora.
• Lograr en los alumnos un “valor agregado de conocimiento”.
• Decidir más eficazmente.

Por tanto, la escuela bíblica tendrá que comenzar por constituir primeramente dicho equipo académico para trabajar colegiadamente.

Para la puesta en marcha del plan de acciones también será necesario un liderazgo pedagógico, entendiendo por éste: “Un conjunto de prácticas intencionadamente pedagógicas e innovadoras. Diversidad de prácticas que buscan facilitar, animar, orientar y regular procesos complejos de delegación, negociación, cooperación y formación de los docentes, directivos, funcionarios, supervisores y demás personas que se desempeñan en la educación.” (Pozner, 2000a, p. 28 Módulo 2).

Este liderazgo pedagógico se llevará a la práctica con diferentes tipos de reuniones, por ejemplo:

• Para establecer las metas del proyecto.
• Para definir problemas e identificar sus causas.
• Para consensuar estrategias de acción alternativas.
• De seguimiento durante la implementación de un proyecto.
• Relacionadas con el sostén de los equipos.
• Para consensuar las modalidades de acción de un equipo a partir de las metas establecidas.
• De evaluación y balance a la finalización de un proyecto.

Elementos operativos. Las líneas y acciones propuestas en la planeación de la dimensión pedagógica curricular se desarrollarán de la siguiente manera:

• Liderazgo profesional. Involucrar al cuerpo académico en la toma de decisiones.
• Visión y objetivos compartidos. Tener una visión compartida para elevar las aspiraciones de la escuela y fomentar un propósito común.
• Expectativas elevadas. Los proyectos académicos a desarrollar han de ser resultado del trabajo colegiado.
• Una institución para el aprendizaje. Administrativos y docentes que continúan aprendiendo.

Ahora, para implementar las acciones propuestas en la dimensión curricular el directivo requiere de los siguientes conocimientos, habilidades y actitudes:

• Estar comprometido con la escuela, con el equipo administrativo, los docentes y los alumnos, siendo un buen profesional, con alta capacidad técnica y que asuma un fuerte liderazgo en la comunidad escolar.
• Compartir información, decisiones y responsabilidades, y ser reconocido como tal por el equipo administrativo, docentes y alumnos.
• Que esté preocupado por los temas tanto organizativos como pedagógicos, que esté implicado en el desarrollo del currículo en la escuela y las aulas, y preocupado por el desarrollo profesional de los profesores.
• Requiere saber cómo se hacen las reuniones, cómo administrar los tiempos, cómo organizar grupos.

A la pregunta, ¿cómo lograría que la propuesta planificada en la dimensión pedagógica curricular posibilite un pensamiento diferente en los actores involucrados? Siendo un verdadero promotor del cambio para la institución, a través de una nueva metodología didáctica; tratando de crear sentido de comunidad con todos los actores de la educación que hay en la escuela: equipo administrativo, docentes, discentes y sacerdotes; asumiendo una responsabilidad colegiada; y valorando el ser una persona comunicativa.
Respecto a las acciones a realizar con los actores educativos están:

• Equipo administrativo: Presidir y dirigir las reuniones, emitir la convocatoria que corresponda, informar del avance los acuerdos y desarrollo de propuestas.
• Docentes: Asistir a las reuniones que sean convocados, participar en la discusión y presentación de propuestas.
• Alumnos: Enriquecer el trabajo con sus aportaciones y sugerencias.

Es importante también visualizar las acciones a efectuar en las demás dimensiones de la gestión educativa: organizacional, administrativa y participación comunitaria para garantizar el cumplimiento de lo propuesto en la dimensión pedagógico curricular.

1. Organizacional. Estructuras escolares, roles y funciones; asignación de responsabilidades a los diferentes actores de la escuela; recursos financieros, materiales, temporales y recursos humanos; procesos de sensibilización a la necesidad del cambio.
2. Administrativa. Planeación de estrategias, considerando el adecuado uso de los recursos y tiempos disponibles; administración del personal desde el punto de vista laboral: asignación de funciones y responsabilidades; administración de la información de la escuela y de los alumnos.
3. Comunitaria. Actividades que promuevan la participación de los diferentes actores en la toma de decisiones; reglas de convivencia; vínculos entre la escuela y las parroquias.

En relación al monitoreo o supervisión, se realizará a través del diseño de matrices para el análisis de los planes de estudio. El modelo comprenderá la evaluación de la nueva estructuración de los programas a partir de las siguientes variables:

• Formulación de los programas de las asignaturas.
• Coherencia interna de los programas.
• Cumplimiento de la estrategia curricular.
• Congruencia del plan de estudios con los objetivos de la institución.
• Equilibrio entre las actividades teóricas y prácticas.

La manera como se llevará a cabo será a través de un taller, en el cual participarán todos los actores implicados; ahí, en base a la recolección de los datos, se identificarán los contenidos de las asignaturas del plan de estudios que son necesarios, los que no lo son, así como las deficiencias del plan que obstaculizan el aprendizaje.

Conclusiones
Es fundamental que las instituciones se pregunten por la naturaleza de su trabajo, “no es muy lógico trabajar a ciegas, sin propósitos claros, sin reflexión sobre lo conseguido.” (Santos, 2012, p. 53). Por lo tanto, es necesario trabajar en base a un proyecto escolar institucional y diversos planes de acción.

Según Correa de Urrea, et al (s/f),
Esto implica para el directivo revisar aspectos como: misión, visión, objetivos, principios, políticas, paradigmas, perfiles, estructuras, recursos físicos y financieros, talento humano, cultura escolar, ejercicio del poder y de la autoridad, roles e interacción de sus miembros; esquemas mentales y formas de ser, pensar, estar y hacer de la comunidad educativa.

Lo anterior, requiere también de la participación de todos los actores educativos: equipo administrativo, docentes y discentes; de un trabajo cooperativo y de reflexión compartida; de crear los espacios físicos y temporales destinados a la planificación, acción y evaluación. La finalidad: Contribuir a superar los obstáculos para la mejora del logro educativo.
La centralidad de la dimensión pedagógica curricular en el proyecto educativo tiene lugar, porque refiere los fines y objetivos específicos o razón de ser de la institución en la sociedad. Además de que contempla las modalidades de enseñanza, las teorías de la enseñanza-aprendizaje que subyacen a las prácticas docentes, el valor y significado otorgado a los saberes, los criterios de evaluación de los procesos y resultados.

Como aspecto relevante que orienta los procesos y las prácticas educativas se encuentra el currículum. La institución debe establecer una propuesta de formación a través del plan y los programas de estudio, y cuidar de que las ideas y políticas que subyacen en el enfoque de los planes y programas sea ofrecer una educación de calidad para las personas.

Las demás dimensiones ayudarán a garantizar su cumplimiento, con el apoyo para la formación de un equipo académico y lograr con ello, un trabajo colegiado (dimensión organizacional); con el análisis y reflexión sobre la cultura de la escuela (dimensión comunitaria); y con suministrar los recursos humanos, materiales y financieros disponibles para alcanzar los objetivos propuestos (dimensión administrativa).

Referencias
Correa, A., Álvarez, A. y Correa, S. (s/f). La Gestión Educativa Un Nuevo Paradigma. Medellín: Fundación Universitaria Luis Amigó. Recuperado de liga: http://virtual.funlam.edu.co/repositorio/sites/default/files/6lagestioneducativaunnuevoparadigma.pdf
Gairín, J. (1998). Estadios de desarrollo organizativo: De la organización como estructura a la organización que aprende. Recuperado de liga: http://www.ite.educacion.es/formacion/materiales/89/cd/m3/anexo3.1.pdf
Manual de Organización y Funcionamiento del Consejo Académico y de las Academias. (Septiembre, 2012) Colegio de Bachilleres del Estado de Sonora.
Modelo de Gestión de la Supervisión Escolar. Recuperado de liga: http://www.sepbcs.gob.mx/Programas_Escuela%20Calidad/PEC_Materiales.htm
Pozner, P. (2000). Biblioteca Multimedios. MÓDULOS IIPE. TRABAJO EN EQUIPO (MODULO 9): Recuperado de liga: http://www.poznerpilar.org/biblioteca/modulo09.pdf
Pozner, P. (2000a). Competencias para la profesionalización de la gestión educativa. Diez módulos destinados a los responsables de los procesos de transformación educativa. Buenos Aires: IIPE-UNESCO. Módulo 2. Recuperado de liga: http://www.iipe-buenosaires.org.ar
Santos, M. A. (2012). La escuela que aprende. Morata. Madrid.

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

autoevaluación

AUTOEVALUACION

Christian Martínez                                                                                       23/ Mayo/ 2014

 

  1. Aprendizajes Adquiridos en lo personal y profesional. Además de ello, precisa la trascendencia en el desarrollo y consolidación, de la función directiva y la organización escolar.

En esta materia aprendí a conocer la Política educativa que muestra el camino por que la educación se tiene que conducir, en ella pude detectar la importancia de estar en sintonía con los retos que el país y el mundo presentan. La importancia que tiene dentro de la educación es de vital trascendencia de manera que exista la unidad y el acompañamiento.

Tuve la dicha de leer algunos documentos que abordan los artículos estipulados por la ley en donde se justifica la importancia de la educación.

En la teoría del currículum, pude leer algunos teóricos que abordan temas que iluminan el caminar en la docencia y en la dirección, explicando los métodos y los modelos nuevos, en ellos pude entender la práctica enseñanza aprendizaje desde la visión reflexiva, la teoría me ayudó a no sentirme solo en la práctica cotidiana, entendiendo muchos de los problemas que suceden en mi centro escolar y buscando soluciones. En este sentido la teoría es la que ilumina e indica las buenas  y las no tan favorables conductas que debe seguir una institución, se trata de un pensar desde arriba con una focalización amplia que da posibles soluciones a la problemática, pero que te llevan a una práctica correcta, la teoría pues está diseñada para llevarse a la práctica, a transformar la realidad, la institución y las vidas de todos los que participan allí.

Descubrí El enfoque por competencias cuya labor dentro de la educación es trascendente, se trata de poder explotar el máximo potencial de los alumnos, para que se desarrollen y puedan entender su mundo, su comunidad y su vida, de manera que sean capaces de resolver los problemas cotidianos, la educación en este sentido va transformándose del aula a lo social, la importancia de la relación y de la comunicación del estudiante con el mundo, en el que pueda ser capaz de cuidar sus recursos, analizar la problemática que se vive y resolverlas.

Aprendí la importancia de estar constantemente empapándome de las nuevas tendencias educativas, de no perder de vista lo teórico y de siempre estar reflexionando hacia dentro y hacia afuera de mi institución, de ver en donde estamos como institución, que ha fallado, que ha sido positivo, buscando siempre las mejoras.

 

  1. Tu papel como estudiante

Puedo decir que la docente tuvo un papel fundamental en este proceso de conocimiento, ya que su motivación y capacidad intelectual, dominio del tema, mostraban sencillamente el rumbo de la materia, eso me motivó a dedicar el tiempo necesario a las lecturas a los trabajos solicitados y a las sesiones sincrónicas, aproveche lo más que pude a la docente que junto con los materiales solicitados facilitaron e hicieron agradable el viaje por la materia.

Quizá me falló el tiempo que dedique a las lecturas, ya que me emocionaba con una de ellas, y me dedicaba a hacer análisis, fichas, resúmenes haciendo más lento mi avance respecto a la organización de la materia.

 

  1. El papel del docente

Anteriormente lo mencioné, su dominio del tema y su disposición de estar siempre acompañando a los alumnos, así como sus respuestas y observaciones atinadas hacen de la docente la fuerza de la materia. En todas las sesiones estuvo atenta a las dudas a las preguntas, contantemente enviaba mensajes para conocer el proceso de avance, eso sin duda motiva y crea una especie de compromiso por entregar y estudiar de la mejor manera.

No puedo decir que hubo algo que no me pareció, porque incluso cuando le solicitamos un cambio de planes estuvo en la mayor disposición, su tolerancia, paciencia y buen ánimo es lo que caracterizo a la docente durante esta materia.

Ojalá pudiera acompañarnos en otra materia.

 

  1. La metodología de aprendizaje y la organización de las actividades

La planeación se diseñó para un mayor número de alumnos, pero al estar solo dos dentro de la materia se rediseño con el motivo de llegar a cumplir lo planteado, desde mi punto de vista se logró, en la medida que avanzábamos con la lectura teníamos que ir comentando en las sesiones sincrónicas las cuales fueron diseñadas para preguntas y dudas respecto al próximo trabajo de entrega, eso ayudó a que se le dedicara primero a la parte teórica y las dudas se solucionaban una vez conocido y abordado el tema en la sesión sincrónica.

Los trabajos se planificaron correctamente para que lo aprendido fuera expresado en ellos, al final se solicitó lo que fue el culmen del conocimiento de la materia, bajando la teoría a una realidad concreta, eso ayudó a la reflexión desde adentro, desde el alumno como actor principal de cambio, fue sin duda un trabajo muy arduo ya que su fin era aterrizar lo teórico en lo práctico y cotidiano.

 

  1. Sugerencias y recomendaciones

Fue evidente la falta de más voces que aportaran su pensar respecto a lo que se estudiaba, ya que es enriquecedor el punto de vista de más personas, sé que en este sentido está fuera de las manos tanto de docente como de los directivos, pero creo que son necesarios más alumnos que puedan hacer trabajos colegiados, de realidades distintas, pero con objetivos similares.

El tiempo para revisar la materia en realidad es muy corto, se trabajó a pasos agigantados, hubiera querido abordar más temas respecto al currículo, pero por los tiempos en ocasiones pasábamos muy de prisa, esto lo trataré de hacer de manera personal, ya me dieron las herramientas.

En general fue una buena materia en la que pude ver concretados algunos resultados de mi institución, que seguiré reflexionando y replanteando, pero las bases para dar inicio con una nueva gestión y una visión transformadora están dadas.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario